Skip to main content

Carrito

Close Cart
Las salidas escolares son una parte importante del curso escolar y es fundamental que nuestros hijos participen en ellas.

¿Qué beneficios brindan las excursiones?

Las excursiones escolares son unas de las actividades preferidas por los niños y jóvenes porque rompen con la rutina: les permiten compartir más entre ellos y sumar experiencias a su vida.

Ayudan a los alumnos a integrarse en el grupo, a socializar y son un buen momento para practicar el trabajo en equipo y atender a valores como el respeto por el medio ambiente.

Estas actividades les ayudan a completar los conocimientos que han adquirido durante el curso de forma más práctica e intuitiva y pueden dar lugar a un mayor rendimiento en todas las materias al ver la aplicación en la vida real de las lecciones que se aprenden en el aula.

Lo cual implica que los alumnos tengan una mayor predisposición a entender y apreciar la importancia y la relevancia de lo que están aprendiendo en clase.

En casa, siempre podemos interesarnos por sus salidas e intentar que nos expliquen lo que han aprendido y podemos incluso preparar otras salidas con nuestros hijos para reforzar esos conocimientos y fomentar su creatividad.

Aprovechar al máximo la actividad

Después de la actividad se pueden programar actividades en el centro escolar como una exposición de dibujos o fotografías, un concurso de artículos sobre la actividad o simplemente crear un panel en clase con las opiniones de los alumnos sobre la actividad.

También se puede pasar a los alumnos una encuesta para ver cómo han aprovechado la actividad y qué les ha gustado o no de la misma. No solo si se lo han pasado bien sino también si les ha resultado útil e interesante.

Los resultados nos pueden resultar de guía para repetir esta actividad o no el próximo año.