Skip to main content

Carrito

Close Cart

Desde hace unos años, la Junta Central Fallera se compromete con el medio ambiente y premia aquellas Fallas que apuestan por el uso de materiales sostenibles y menos contaminantes tanto en sus mascletás como en sus monumentos falleros.

Las mascletás seguirán siendo coloridas y atronadoras, pero también más sostenibles al haber reducido sus residuos en un 70% (menos plásticos y menos componentes químicos).

En cuanto a los monumentos falleros, se valorará tanto la temática, que esté relacionada con la sostenibilidad, emergencia climática, cambio climático, transición energética y neutralidad climática, como el uso de materiales biodegradables y ecológicos, como paja del arroz o restos de poda, frente a los que se venían utilizando hasta ahora, el corcho o porexpan, altamente contaminantes y muy tóxicos al arder.

Y este compromiso por unas Fallas más sostenibles ha llegado también, como no podía ser de otra manera, hasta los Colegios.

También desde los Colegios llevan ya unos años fomentando esta práctica y se prohíbe el uso de materiales contaminantes para la creación de los ninots que conforman todas las Fallas Escolares.

Lo que ofrece la oportunidad de enseñar a los alumnos a utilizar viejas técnicas, como el uso de papel maché para crear un ninot no contaminante.

¿Quieres saber cómo crear ninots más sostenibles?

La receta más tradicional requiere solo tres ingredientes: papel, harina y agua.

Para hacer el engrudo (ese material adhesivo que se emplea para pegar carteles o papel pintado y realizar obras de artesanía con papel y cartón o papel maché), simplemente combina una parte de harina con dos de agua.

Mezcla los ingredientes hasta que tengan una consistencia similar a la del pegamento común (intenta deshacer todos los grumos que puedas).

Una vez que hayas llegado a este punto, tu engrudo está listo para usarse.

Nota: puedes añadir 1/2 cucharada de sal por cada taza de harina para prevenir el desarrollo de moho mientras la escultura se seca.

La técnica más utilizada para crear esculturas redondeadas como huevos, torsos de animales e incluso tazones, con papel maché, es utilizando un globo como molde, siguiendo estos pasos:

  1. Infla el globo hasta conseguir el tamaño deseado.
  2. Sumerge una tira de papel en el engrudo, asegurándote de que absorba la mayor cantidad de líquido posible.
  3. Coloca el papel sobre el globo y aplánalo con tus manos o con la ayuda de un pincel.
  4. Repite este paso hasta cubrir el globo con dos o tres capas de papel.
  5. Deja secar la escultura por un par de días.
  6. Revienta el globo con una aguja y retiralo.
  7. Pinta o decora la escultura.